Logo

Nueva gama de embutidos ecológicos Casademont

Nueva gama de embutidos ecológicos Casademont

La ganadería ecológica es aquella práctica ganadera que excluye el uso de productos químicos de síntesis como plaguicidas, antibióticos, etc., con el objetivo de preservar el medio ambiente, mantener la fertilidad del suelo y proporcionar alimentos con todas sus propiedades naturales.

La gama bio de Casademont sigue rigurosamente los principios de la ganadería ecológica para ofrecer a nuestros clientes una línea de embutidos selectos que promuevan la sostenibilidad y el cuidado animal.

Con los embutidos Casademont Bio apostamos por:

1. El bienestar animal

Los animales viven en un entorno abierto y agradable, con acceso al aire libre. Tanto las instalaciones, como el transporte y el trato buscan minimizar al máximo el estrés y el sufrimiento animal. 

Implementamos medidas para que los animales estén sanos: ¡es mejor prevenir antes que curar! Para curarlos utilizamos métodos poco invasivos, acordes a la normativa de la ganadería ecológica y siempre bajo las indicaciones del veterinario.

Evitamos prácticas como atar a los animales, cortarles el rabo, recortar los picos y los dientes, descornar o hormonarlos. En general, evitamos el uso de antibióticos, salvo que se requiera por motivos de seguridad y salud.

2. Alimentación basada en el pastoreo.

Los animales siguen una alimentación saludable y ecológica, en buena parte basada en el pastoreo. La pastura es esencial para que los animales desarrollen una relación cercana y saludable con su entorno. El pasto proporciona alimento nutritivo al animal y este enriquece el campo con el estiércol. En la ganadería ecológica intentamos minimizar el impacto del pastoreo sobre el medio ambiente, controlando siempre que no exista un exceso de nitratos provocado por una carga ganadera elevada.

3. Razas autóctonas.

En la ecología, es muy importante saber aprovechar los recursos locales. En este sentido, la ganadería ecológica prioriza las razas autóctonas. Los animales autóctonas están adaptados al ecosistema del lugar, tienen una mejor resistencia y garantizan que se conserve la biodiversidad de la zona.

4. Compromiso y cumplimiento de la regulación

Todos los aspectos del entorno y la vida de los animales están regulados para garantizar el bienestar animal y medioambiental. Para obtener el sello es necesario inscribirse en un organismo de control, que hace un seguimiento exhaustivo del seguimiento, y adquirir el compromiso de transformar la práctica ganadera en todos sus elementos.

 

En Casademont estamos orgullosos de poder ofrecer embutidos premium ecológicos que reflejen el mimo y el cuidado que ponemos en la ganadería ecológica. A través de nuestra gama bio ofrecemos un producto que prioriza el bienestar animal y el equilibrio medioambiental, dentro de una alimentación sana, libre de aditivos.

Con los embutidos ecológicos de Casademont, recuperamos la tradición para construir un futuro más esperanzador.

Noticias Relacionadas